Inspiración

Refréscate este verano con helados y polos caseros

El helado es sin lugar a dudas el rey del verano: delicioso, refrescante e irresistible a cualquier hora que también lo puedes hacer un poco más sano si sigues estos consejos… ¿Qué te parece un helado de achicoria con cacao? ¡Delicioso!

Seguro que a estas horas estás tostándote al sol en la playa o la piscina, o practicando senderismo o bicicleta de montaña por algún preciso bosque, o simplemente estás en el sofá disfrutando de un merecido descanso estival. En cualquier caso, seguro que si te ofrecen una bebida refrescante o un delicioso helado no lo vas a rechazar.

Sin duda el helado es el rey del verano: refrescante, sabroso e irresistible a todas horas, aunque no siempre sea lo más saludable. Pero eso tiene solución: refréscate este verano con helados y polos caseros.

Prepararlos es muy sencillo, solo necesitas un congelador, unos palos de polo y cualquier recipiente que sirva de molde para hacer tu helado. Aunque lo mejor es que te hagas con un buen set de moldes de helados, los hay de muchas formas y tamaños, así tendrás la excusa perfecta para utilizarlos más a menudo cuando los veas por la cocina.

Aquí van dos propuestas de polos caseros que puedes preparar este verano:

Polo de fresa, plátano y naranja

A la hora de hacer polos de frutas hay tantas opciones como gustos. Elige las frutas que más te gusten y ponte manos a la obra. En este caso seleccionamos unas frescas y deliciosas fresas que combinaremos con la untuosidad del plátano maduro.

En un bol trocea un plátano grande y una docena de fresas previamente lavadas. Añade 120 ml. de zumo de naranja y tritura todo hasta lograr una liquido uniforme. Viértela en los moldes, coloca una paleta o palo de helado y mételos al congelador de 6 a 8 horas.

Un par de trucos: Añade pequeños trozos de fruta para encontrarte deliciosos ‘tropezones’ mientras disfrutas de tu polo. También puedes hacer helados a dos o más sabores; por ejemplo, de sandía y kiwi. Y si, además, añades una capa con yogurt el polo te quedará mucho más cremoso.

Polo de achicoria con leche y cacao

Solo tienes que preparar tu cafetera de achicoria de la manera habitual, añadirle leche, unas cucharadas de cacao y azúcar al gusto (ayuda a estabilizar la mezcla y que el helado salga más cremoso). Después déjalo enfriar un rato antes de meterlo en el congelador, donde tendrá que estar al menos 6 horas. Para 6-8 polos utiliza 300 ml. de infusión de achicoria, 100 ml. de leche y 60 ml de cacao.

A tener en cuenta:

  • Para que los palos o paletas de helado se sostengan mejor puedes colocarlos unos minutos después de meter los polos en el congelador. Algunos moldes ya vienen preparados para colocar el palo correctamente.
  • A la hora de extraer los moldes conviene ponerlos bajo un chorro de agua tibia, así será más fácil despegarlos.