Momentos

¿Cómo se prepara un café con achicoria en una cafetera eléctrica?

Una de las opciones más sencillas para disfrutar de un café con achicoria es emplear una cafetera eléctrica para prepararlo. Anteriormente ya explicamos cómo se hacía utilizando una clásica cafetera italiana, ahora te proponemos hacerlo con este tipo de cafeteras también muy utilizadas en nuestros hogares. Una opción sencilla y rápida ya que las cafeteras eléctricas son muy fáciles de manejar.

Para prepararla, elegiremos achicoria tostada, la variedad adecuada para utilizar en cafeteras tanto eléctricas, como italianas, como de émbolo o presión. Mezclándola con el café enriqueceremos el sabor y aroma de éste, a la vez que rebajaremos su aporte de cafeína, con lo que conseguiremos una bebida más sana y beneficiosa para la salud.

Una de las ventajas de utilizar una cafetera eléctrica es que la bebida que preparemos tendrá un gran sabor y aroma, gracias a la preinfusión. Este método, que consiste en que el agua se filtre lentamente a través de la mezcla molida de café y achicoria, goteando y cayendo en la jarra después de impregnarse de todo el sabor del café unido al de la achicoria, le aportará un toque especial.

El tiempo de preparación puede rondar los 10 minutos – las cafeteras eléctricas son más rápidas que las italianas- por ello este método es el ideal para los que buscan rapidez de preparación, pero no quieren optar por la opción soluble, si no que prefieren el café de cafetera.

¿Cómo preparamos nuestra achicoria con café?

Te explicamos paso a paso todo lo que tienes que hacer para disfrutar de una rica achicoria con café en una cafetera eléctrica. ¿Estás preparado? Ya verás que es muy sencillo:

1-Colocar el filtro. Este tipo de cafeteras disponen de un compartimento en su parte superior donde situaremos este accesorio. Es básico cambiar el filtro en cada preparación, si no lo hacemos el sabor no será el mismo. Un truco es humedecer ligeramente el filtro antes de empezar a preparar nuestra bebida, así conseguiremos mejores resultados.

2-Ponemos la mezcla de achicoria y café sobre el filtro. Según la cantidad de tazas que queramos obtener añadiremos más o menos achicoria, café y agua. Para una taza te recomendamos una cucharada de café y otra de achicoria (por unos 180 ml de agua).

3-Llenamos el depósito de agua. Como te decíamos, unos 180 ml por taza, pero esto queda al gusto del consumidor. Hay gente que prefiere una infusión más concentrada y a otros les gusta que sea más ligera para poder beber una mayor cantidad. El agua a temperatura ambiente, la cafetera ya se encargará de calentarla.

4-Encendemos la cafetera y esperamos hasta que se llene nuestra taza. Cada cafetera tiene una programación diferente. Es recomendable que leamos atentamente el manual para conocer los detalles de tu aparato.

Consejos

-Para mejorar el sabor de nuestra mezcla, elegiremos café de molienda media (ni muy fino ni muy grueso) para acompañar nuestra achicoria tostada.

-Procuraremos cambiar el filtro con cada preparación, si no lo hacemos notaremos que el sabor es menos intenso. ¡Ah! Y no te olvides de retirarlo justo después de terminar el proceso, ya que en caso contrario el agua que hay en el filtro seguirá goteando sobre nuestra bebida.

-Es mejor que te bebas el café con achicoria nada más prepararlo, si lo vuelves a calentar su aroma y sabor no serán iguales y perderá sus matices de sabor.

-Y por último, te recordamos que otra manera de degustar la achicoria de forma sencilla, rápida y con la máxima comodidad, es el formato de cápsulas monodosis para cafeteras Nespresso, la opción ideal si eres de los que prefiere un sabor más intenso.