Momentos

¿Cómo se prepara una achicoria en una cafetera italiana?

A pesar del auge de las cafeteras modernas de cápsulas, la cafetera italiana sigue siendo un clásico presente en muchas cocinas y es probablemente el método más habitual y económico de preparar café. Si has decidido pasarte al lado sano de la vida y quieres rebajar la cantidad de cafeína que ingieres, mezclando el café con achicoria, o si directamente quieres pasar del café y optas por la achicoria, puede que se te planteen algunas dudas sobre cómo tienes que preparar la cafetera. Don’t worry, nosotros te las resolvemos.

En este post vamos a explicarte, paso a paso, cómo se prepara achicoria en una cafetera italiana. Comprobarás que es fácil, rápido y muy sencillo. Te aseguramos que es mucho más simple de lo que imaginas.

Paso 1 – Cogemos la parte inferior de la cafetera y llenamos el depósito de agua, justo hasta debajo de la válvula de seguridad.

Paso 2 – Rellenamos el embudo portacafé con el café molido y la achicoria tostada molida, mezclados al gusto. La proporción normalmente es de un 50% de cada producto, pero puedes aumentar o disminuir las proporciones según tus preferencias. Es cuestión de ir probando, con más o con menos cantidad. Por ejemplo, puedes hacerla solamente de achicoria si no quieres tomar nada de café. La mezcla puedes guardarla ya hecha con anterioridad en un recipiente hermético y opaco (que no sea de plástico) para su mejor conservación, o puedes ir añadiendo directamente en el embudo cucharadas alternas de cada producto, como prefieras.

Paso 3 – Una vez relleno el embudo, uniformemente, sin apelmazar ni apretar la mezcla y raseada para que no rebose, se encaja sobre el deposito con el agua y se enrosca la parte superior de la cafetera. Hay que apretar con decisión, para que cierre bien y no se escape la presión, pero tampoco hay que ser como Hulk y que luego no haya nadie capaz de desenroscarla de nuevo.

Paso 4 – Pon la cafetera al fuego con la tapa levantada. Al principio, el fuego tirando a alto. Si la vitro tiene hasta el 9, ponla al 7. Cuando lleve un rato así e intuyas que va a comenzar a subir lo bajas al 5. Y cuando ya comience a hervir y a salir por el conducto central, bajas la temperatura al 3 y cierras la tapa. Cuanto más lentamente salga, más sabor habrá cogido, pero no pongas la cafetera a fuego bajo desde el principio porque entonces tardará mil años en hervir y no subirá nunca….

Paso 5 – Cuando ya no salga líquido y solamente salga vapor, la infusión comenzará a burbujear o gorgotear. Es el momento de apagar el fuego y retirar la cafetera.

Paso 6 – Tu achicoria ya está lista para que la saborees. Disfruta del momento. Achicoria te ayuda a relajarte y vivir a tu ritmo. Sin prisas, con calma. Duerme mejor con achicoria.