Momentos

Ese momento en el que te planteas si deberías pasarte a la achicoria

Según van pasando los años la importancia de llevar unos hábitos saludables va en aumento y con ello nuestra decisión de ir abandonando ciertos hábitos o rutinas y sustituyéndolas por otras mucho más sanas. Como ese momento en el que quieres dejar de consumir tanta cafeína y te planteas, por ejemplo, si deberías pasarte a la achicoria. Queremos ayudarte a decidir si achicoria es lo que buscas y necesitas.

Disfrutar de una buena salud es imprescindible para que nuestra vida sea lo más larga y agradable posible. Para lograr este objetivo, además del ejercicio físico, la nutrición es uno de nuestros aliados más firmes. Por eso, alimentos saludables como la achicoria nos ayudan a mejorar nuestro estado físico y a cuidar de nuestra salud.

La achicoria es un producto natural, con un sabor agradable y amargo muy aparecido al café, pero no contiene excitantes, ni cafeína, ni teína. Además cuenta con numerosas propiedades beneficiosas para la salud . Te las enumeramos:

-La achicoria tiene un alto contenido de vitaminas y minerales: calcio, hierro, potasio, magnesio y fósforo.

-Algunos de sus componentes, como el betacaroteno o la provitamina A, son potentes antioxidantes, con lo que colaboran a combatir el envejecimiento y mantenernos más activos y vitales. También favorecen la salud cardiovascular.

Facilita la digestión; gracias a la intibina que estimula la secreción de jugos gástricos y a su alto contenido en fibra. Por lo que favorece las digestiones, nos permite mejorar nuestro tránsito intestinal y evitar problemas como el estreñimiento.

-También es beneficiosa para nuestros riñones, al tratarse de un alimento diurético, favorece la eliminación de toxinas.

-Al no contener excitantes nos ayuda a mantener nuestro estado nervioso controlado y no altera el sueño. Al no desvelarnos, ni inhibir las moléculas que activan el sueño como hace la cafeína, nos facilita conciliarlo y nos permite dormir y descansar mejor.

Más achicoria, mejor descanso

Por lo tanto, la achicoria con su agradable sabor con matices amargos, pero sin cafeína es una opción excelente para tomar una taza caliente antes de meterse a la cama o en cualquier momento del día. De hecho, tradicionalmente se ha utilizado no solo para consumirla sola, sino para  mezclarla con el café y de esta forma enriquecer su gusto y reducir la ingesta de cafeína.

Además, como no contiene excitantes, tanto los niños como los más mayores pueden tomarla sin problemas, tanto para desayunar como merendar, porque se trata de un producto natural, sano y que nos ayuda a mantener nuestra salud en buenas condiciones. Puede convertirse en el producto ideal para los desayunos saludables de toda la familia.

Por todo ello, puede ser que haya llegado tu momento de cambiar tu café habitual por un café con achicoria. Estamos seguros de que tu salud y tu descanso te lo agradecerán.