Momentos

Vuelta a los clásicos

No siempre lo más moderno es mejor, aunque en esta sociedad tan tecnológica esas ideas suelan ir unidas. La nostalgia es una poderosa herramienta que te ayudará a compartir bonitos momentos con los tuyos.

El móvil más actual; el ‘outfit’ que lo están petando en Instagram; el peinado que se llevará este año; el plato que protagoniza todas las fotos de Facebook; ese meme graciosete que tienes que retuitear sí o sí. ¡Qué pereza da ser moderno a veces! ¿No tienes la sensación que hace 20 o 30 años se vivía con menos preocupaciones (al menos no tan banales)?

En ocasiones es bueno volver a los clásicos (los modernos lo llamarían ser ‘vintage’😉); echar una mirada atrás para coger impulso, y encarar el futuro con una perspectiva de lo que realmente importa.

¿De verdad quieres pasarte el día con la cara pegada al móvil? ¿Cuánto hace que no tienes una conversación con tus padres o abuelos? ¿Sabes cómo se conocieron? . Igual fue gracias a una taza de achicoria, de un café, de una bebida caliente.

Te proponemos recuperar esos recuerdos que atesoran tus seres queridos. ¿Por qué no haces algo especial les preparas una infusión de achicoria? Está comprobado que el gusto y el olfato son los sentidos mejor predispuestos para evocar emociones o recuerdos. Seguro que el inimitable aroma de la achicoria desata la nostalgia y acabáis compartiendo agradables momentos juntos.

Revivir recuerdos para crear los tuyos

De lo que se trata es de poner en valor esas vivencias; momentos únicos que se perderían si no los rescatamos. También te pueden servir para crea tus propios recuerdos positivos: aquellos momentos inesperados u originales que nos provocan emociones positivas (llevarles por sorpresa al restaurante donde se conocieron; o sorprenderles con esos dulces del pueblo que hace años que no prueban y una taza de achicoria). Son detalles e instantes que pervivirán en tu memoria.

También puedes sacar el viejo álbum familiar y revivir algunos de los momentos más importantes que habéis pasado juntos. ¿Recuerdas cuando había carretes y tenías que pensar bien cuando echar una foto? Era todo un acontecimiento… A veces no fotografiaríamos ni a un ‘ovni’ -si lo tuviéramos delante- por ahorrar una foto 😀

Tienes la ocasión de crear recuerdos imborrables en la mejor red social que existe: tu familia.