Salud y bienestar

Embarazo saludable con achicoria

Las mujeres embarazadas deben cuidar especialmente su salud, ya que los cambios que provoca el embarazo en su organismo, unidos a la necesidad de nutrir y cuidar a la nueva vida que llevan dentro, hacen que el equilibrio de su cuerpo haya de ser vigilado con mayor atención. Por ello, entre las recomendaciones que se realizan a las embarazadas se incluye la de deshacerse, en la medida de lo posible, de hábitos perjudiciales para la salud, como fumar y/o consumir bebidas excitantes.

Entre las bebidas excitantes se incluyen aquellas que tienen cafeína, como los refrescos de cola o el café. La cafeína posee efectos estimulantes y puede provocar sobreexcitación nerviosa, lo cual ya de por si no es muy bueno ni para la madre gestante, ni para el bebé que se desarrolla, pero es que además la cafeína eleva la tensión arterial, produciendo un aumento de la presión y la frecuencia cardiaca.

Beber té tampoco soluciona el problema, puesto que contiene teína, la misma molécula estimulante que la cafeína, con efectos muy similares a la cafeína. Entonces, ¿qué pueden tomar las embarazadas cuando quieren relajarse y disfrutar ante una taza con una bebida caliente?

Una buena alternativa para acompañar los desayunos de las futuras mamás o para tomar algo entre horas es una infusión de achicoria, ya que se trata de una bebida muy sana, que aporta grandes beneficios para su salud. A diferencia del café, la infusión de achicoria ayuda a mejorar las digestiones y tiene un efecto positivo en el tracto gastrointestinal y mitiga la acidez. Muchas mujeres sufren trastornos digestivos durante el embarazo. La raíz de la achicoria gran cantidad de inulina, un tipo especial de fibra que ayuda a mantener el tono intestinal y a aliviar el estreñimiento, un síntoma habitual que muchas mujeres embarazadas padecen.

Si estás embarazada prueba a tomar achicoria como sustituto del café durante el embarazo, estamos seguros de que su sabor y sus beneficios conseguirán que te aficiones a ella y luego no quieras dejar de tomarla. Y te garantizamos que eso no va a ser ningún problema porque tampoco crea adicción, ni síndrome de abstinencia. Será su sabor y lo bien que te hace sentirte lo que te enganche y te haga repetir.

Así que prepárate una taza de achicoria y tomate un momento de relax. Mímate, relájate, cuídate… Si tú te sientes bien y estás tranquila, tu bebé se sentirá igual. Y puedes aprovechar para ir pensando nombres e imaginando cómo será su carita.