Salud y bienestar

¿Cómo debe ser un desayuno saludable? ¿Qué alimentos debe incluir?

Empezar el día con energía es muy importante si queremos mantenernos activos por la mañana y no llegar desfallecidos a la hora de la comida. Elegir alimentos saludables que combinen bien y que sean beneficiosos para nuestro organismo es la clave para conseguir un desayuno perfecto, que nos aporte las calorías necesarias para el inicio de nuestra jornada.

La achicoria es una buena alternativa para acompañar tu desayuno con una bebida saludable que no te acelere, ya que no contiene excitantes ni estimulantes. Se trata de un alimento sano con múltiples beneficios para el organismo, posee un alto contenido en fibra que ayuda a mejorar el tránsito intestinal, favorece la secreción de jugos gástricos, lo que facilita la digestión de los alimentos, es una bebida diurética que ayuda a trabajar a los riñones, tiene propiedades antioxidantes, y además cuenta con un alto contenido de vitaminas y minerales.

Como ves, la achicoria es ideal para un desayuno saludable, pero ¿con qué otros alimentos la podemos acompañar?

Desayuno saludable

La importancia de desayunar correctamente está clara, todos los nutricionistas coinciden en recomendarlo y existen estudios, como este del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), que alertan de las malas consecuencias para la salud que implican no desayunar o desayunar poco (desterremos la idea del café con leche y madalenas).

Un desayuno saludable tiene que incluir el mismo tipo de grupos alimentarios que cualquier otra comida:  hidratos, grasas saludables y proteínas.

Podemos combinar un buen número de alimentos para conseguir que la primera comida del día sea saludable, pero recurrir a estos que te citamos es una apuesta segura:

Fruta: Nos aportan vitamina C y antioxidantes, fibras vegetales, son diuréticas e hidratan nuestro organismo… Seguro que conoces los beneficios de las frutas. Escoge frutas de temporada y prueba a combinarlas con otros alimentos, como yogur.

Pan: Ya sea en forma de tostadas, pan de molde, hogaza o barra. Elige pan con al menos un 70% de harina integral. Combina con casi todo y puedes emplearlo para untarlo con queso, aceite de oliva virgen, añadir huevos o prepararte un saludable pan tumaca.

Yogur: Opta mejor por yogures naturales enteros. Es perfecto para combinarlo con fruta o frutos secos.

Queso: Otro lácteo que nos da mucho juego por las mañanas. Existen múltiples variedades, pero lo mejor es escoger queso fresco. Puedes untar con él tostadas o rebanadas de pan, o tomarlo solo.

Frutos secos: Nos aportan proteínas, fibra y minerales como hierro, magnesio, potasio, fósforo, calcio y zinc. Los frutos secos cargarán nuestras pilas por la mañana. Otra opción para consumirlos es reservarlos para picar a media mañana.

Huevos: Las tortillas ligeras son una buena opción para comer algo calentito por la mañana, aunque también puedes preparar huevos pasados por agua, a la plancha, escalfados etc.

Y si eres de los que apenas tienen tiempo por la mañana, esa excusa no te sirve, también puedes prepárate unos desayunos rápidos la mar de saludables.