Inspiración

El plato perfecto, el nuevo rey de la alimentación saludable

Los nutricionistas han dado con el plato perfecto: una cuidada proporción de ingredientes saludables que aportan los nutrientes necesarios para el cuerpo. Y si lo acompañas de una taza de saludable achicoria, mucho mejor.

No hay atajos, ni existen fórmulas mágicas o alternativas. Para cuidarse y gozar de una buena salud solo hay un camino posible: llevar una alimentación sana y, por supuesto, hacer deporte de manera regular. Esas son las claves que definen un estilo de vida saludable.

No siempre es sencillo llevar una dieta equilibrada con el ritmo tan ajetreado que llevamos hoy en día. Por no mencionar que tampoco es que nos sobre demasiado tiempo que digamos para ir al gimnasio o dedicarlo a practicar deportes.

Pero no valen las excusas: es posible comer sano sin necesidad de pasar horas cocinando. Y esto es así porque podemos concentrar en un mismo plato todos los nutrientes que el cuerpo necesita. Algo así como un plato combinado healthy.

Y es que los nutricionistas han dado con el plato perfecto, que recoge una proporción exacta de los ingredientes saludables que requiere nuestro organismo. Este se basa en los principios de la dieta mediterránea: consumir más frutas, verduras, semillas, cereales integrales o pescados, entre otros ingredientes.

El plato de Harvard

Los expertos en nutrición de la Universidad de Harvard han creado una especie de guía para elaborar comidas equilibradas: el Plato para Comer Saludable.

Su funcionamiento es simple. Solo hay que visualizar el plato como si fuera el típico diagrama circular, o grafico de tarta, y dividirlo en porcentajes: el 50% para vegetales y frutas (en una proporción del 75-25, respectivamente); el 25% para cereales integrales: y el otro 25% para proteínas saludables.

¿Y qué ingredientes lleva ese plato perfecto? Muy fácil: lo que más te guste, siempre respetando esos porcentajes y variando los ingredientes para que no resulte monótono. Para los ingredientes principales del plato conviene seguir el calendario de frutas y verduras temporada, y escoger las que estén en su momento óptimo y más asequible. Ojo: las patatas no cuentan como vegetal ¡y si están fritas menos! 😉

En cuanto a las proteínas hay que apostar por pollo, pescado (sobre todo el azul, que es rico en Omega 3), huevo, legumbres, tofu y frutos secos. A su vez, los cereales pueden ser pasta, arroz, quinoa, mijo, trigo, avena, centeno, cebada, maíz, chia, bulgur, etc. Lo importante es que sean integrales, por el aporte extra de fibra, vitaminas y minerales que tienen.

A esto hay que añadir una grasa de calidad: aceite de oliva virgen extra u otros aceites vegetales (canola, soja, maíz, girasol, etc.). También se puede sustituir por aguacate o frutos secos, pero en cualquier caso siempre con moderación.

La achicora: bebida para el plato perfecto

Entre todas las bebidas que puedes elegir del mundo para acompañar (o concluir con un buen sabor de boca) el plato perfecto, sin duda la achicoria debe estar entre las primeras. Es la nueva tendencia en infusiones: saludable (libre de estimulantes) y con un sabor natural que le va a la perfección a este tipo de platos. Además, está indicada para deportistas y es apta para embarazadas. Lo que decíamos, ¡la bebida perfecta!