Inspiración

Hábitos saludables de nuestros mayores que deberíamos empezar a practicar

Es hora de recuperar esos hábitos saludables que nuestros abuelos nos enseñaron de niños y que ellos llevan practicando toda la vida, pero que, hoy en día, con el frenético estilo de vida actual hemos podido ir olvidando… Retomarlos puede ayudarnos a llevar una vida más saludable.

Hacerse mayor no solo implica añadir velas al pastel de cumpleaños también consiste en sumar experiencias y vivencias que nos hacen un poco más sabios. Así como aprender de nosotros mismos y saber qué cosas son buenas para nosotros y cuales no.

Y todo eso lo vemos reflejado en nuestros mayores, en los hábitos que han adquirido a lo largo de tantos años y que nos han ido trasmitiendo desde nuestra niñez. Sin embargo, muchos de ellos puede que hayamos dejado de ponerlos en práctica. Es hora de recuperarlos y reivindicar algunos de ellos.

Aquí van unos cuantos de esos hábitos que siempre nos han inculcado en casa y que contribuyen a llevar una vida saludable:

Come sano

Nuestros mayores siempre han consumido una dieta mediterránea y han incluido en su alimentación legumbres y verduras. Por eso miran con recelo los alimentos industriales y no son partidarios de consumir alimentos precocinados: “Donde esté un buen cocido que se quiten esas tonterías”; “Eso no es comida”; “Eso son todo químicas y conservantes”; “Come verduras que son más sanas”. ¿Te suenan esas frases? ¡Seguro que sí! Pues es hora de que te replantees si tu alimentación es todo lo sana que tus mayores te han aconsejado y si no lo es, empezar a consumir alimentos más naturales. ¿Quieres una idea sana y diferente para llevar una dieta saludable? Prueba el plato perfecto.

Mejor si es casero

Una alimentación saludable debe ser natural y rica en vitaminas, con frutas y verduras presentes en las 5 comidas del día. Y qué mejor que una comida casera para ponerlo en práctica. Es hora de recuperar las recetas de nuestras abuelas y volver a la comida tradicional que tan bien les ha sentado siempre a nuestros mayores.

Desayuna bien

Era una de las frases preferidas de muchas abuelas. Y estaban en lo cierto, porque el desayuno es una de las comidas esenciales del día y debemos desayunar bien si no queremos que nuestro organismo sufra las consecuencias. Un desayuno saludable debe incluir alimentos como frutas y cereales integrales.

Una forma de hacer el desayuno más saludable, y que muchas de nuestras abuelas siguen poniendo en práctica, es combinar el café con achicoria o sustituirlo por ella. La achicoria es un producto natural, rico en fibra que no contiene nada de cafeína. ¿Os acordáis del sabor de aquellos desayunos que nos preparan de niños? Pues nuestras sabias abuelas nos estaban transmitiendo un saludable hábito que, si hemos perdido, igual es momento de pensar en retomar.

Descansa debidamente

“Vete a la cama ya”; “Hay que acostarse pronto”; “Es necesario dormir por lo menos 8 horas”. Este es otro tema en el cual nuestros mayores tenían toda la razón. Debes practicar este sano hábito de dormir al menos 8 horas al día, si no quieres que tu cuerpo, tu mente y tu salud se vean dañadas. Descansar lo suficiente y dormir bien es vital. Recuerda que achicoria al no contener excitantes, ni cafeína, puede ayudarte a lograr un sueño reparador.

Hidrátate correctamente

“Bebe un poco hijo, que hace calor” “Ponte a la sombra” “Hay que beber mucha agua para no ponerse malo, sobre todo en verano” ¡Ay, cuantas insolaciones y deshidrataciones habrán prevenido nuestros mayores! J Otro gran consejo que no debemos olvidar si queremos mantenernos sanos y saludables. Además, hay que tener en cuenta, una correcta hidratación nos ayudará a tener una piel más sana, por lo que nos veremos un poco más guapos y guapas 😉

Y tú ¿qué consejos o hábitos has heredado de tus mayores? ¡Compártelos en nuestro  InstagramFacebook o Twitter!